Omar Antxundia: En EEUU creen en la compañía, en el todo

ISRA ÁLVAREZ

Omar Antxundia

Tenía 11 años cuando fue a ver el musical Grease, en el Teatro Lope de Vega de Madrid, en 1998. Fue entonces, en aquella butaca, cuando pensó: "Esto es lo que quiero hacer".

Diecisiete años después Omar Antxundia no solo ha sido parte de algunos de los más importantes musicales de este país, sino que es el presidente y fundador de la Asociación Cultural de Teatro Musical de Madrid (ACTeM), que creó el pasado septiembre junto a Gonzalo Fernández, Alba Díez y Lorena Joaquín, compañeros de profesión.

"Somos la cuarta ciudad del mundo que más negocio genera con los musicales, solo por detrás de Nueva York, Londres y Hamburgo, y sin embargo, la cantidad que se recauda no es acorde con la calidad que podrían tener esos montajes", explica Omar, que ha sido parte del elenco de una decena de grandes musicales, como We will rock you; Hoy no me puedo levantar, La fuerza del destino, Peter Pan o La kalabaza de Pippa, entre otros.

"Falta una cultura más amplia" en torno al musical, tanto en lo profesional como entre los espectadores. "Tenía esta idea desde hace tiempo, y dije un día, pues voy a tomar las riendas. ¿Y cómo lo hago? Pues como soy pobre, con una asociación", cuenta divertido Omar.

Y fundó la ACTeM, dedicada, según sus estatutos, a "fomentar la cultura del teatro musical" y a "promover la difusión y desarrollo de dicha cultura" en lo "artístico y creativo", así como en lo "científico y académico" y "en el ámbito profesional, popular, intelectual y pedagógico".

Omar Antxundia tiene raíces latinas, estadounidenses, españolas y "muchos primos y tíos en Nueva YOrk", la ciudad donde se formó.No es un recién llegado. En Madrid se ha formado en Teatro Musical y Danza en el Real Conservatorio Profesional de Danza, en Memory, en SCAENA y en NY en la American Musical and Dramatic Academy y en la Broadway Dance Center.

Allí, en la meca de los musicales se dio cuenta de que "la raíz del problema está en la cultura del musical y sobre todo en su enseñanza". En España, el actor, músico, bailarín, cantante, musicólogo... "aprenden y trabajan por separado y no debería ser así", explica Omar, que ha sido profesor en muchos centros. "En EE UU creen en la compañía, en el todo, son un conjunto que funciona con una relación en la que los unos y los otros se comprenden". En la ACTeM cabe todo el mundo. "Queremos que todos se involucren: espectadores, profesionales, instituciones y productoras".






primi sui motori con e-max

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Spanish Catalan English French German Italian Portuguese Russian

Radio Online