Un puente entre dos culturas: tierras del este

PAULA ARENAS

  • La Diputación de Zaragoza organiza la muestra 'Dicen que hay tierras al este. Vínculos y liderazgos aragoneses en Cataluña'.
  • En ella se abordan los últimos tres siglos de relación entre Aragón y Cataluña.

Tres siglos de historia

Fue Serrat el que sin temor acudió a inaugurar una exposición, junto al presidente Lambán, que se presentaba como algo polémica, aunque el lema, la idea y el objetivo fundamental fuera tender puentes. Ya desde su nombre se fijaba el tiro: Dicen que hay tierras al este. Vínculos y liderazgos aragoneses en Cataluña’.

Organizada por el Gobierno aragonés junto a la Diputación de Zaragoza, en ella se abordan los últimos tres siglos de historia compartida en Aragón y Cataluña, las estrechas relaciones socioeconómicas y culturales de ambas comunidades.

Y su lugar de residencia temporal, pues no habrá más recorrido para esta muestra, termina el 7 de enero, ha querido estar a la altura: el impresionante palacio de Sástago de Zaragoza en el que se sitúa la Diputación Provincial de Zaragoza.

Allí acudió el cantautor al que se ha intentado arañar en varias ocasiones, desde que llamémoslo 'el tema independentista' estalló como un alarido callado durante años, y cantó, como se había comprometido, para abrir las puertas el pasado octubre a una muestra dividida en 12 ámbitos –ocupa todo el palacio-.

Desde la entrada hay sorpresa y es hermosa, porque ya con el primer paso se advierte que el comisario, el profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Zaragoza, Alberto Sabio Alcutén, ha querido ofrecer una panorámica de los nexos que existieron desde el siglo XVIII hasta el XX entre las dos tierras.

Lo que en principio podría ser un tema árido e imposible de contar de un modo atractivo se ha convertido en manos de Sabio en un lugar posible de mirar.

Así, camina el visitante –y son muchos, cuentan desde la Diputación que nunca una exposición allí ha tenido tanto público- entre la historia de la emigración, el nacimiento de la conciencia aragonesista en Cataluña, los pintores, escultores, escritores y músicos aragoneses que se fueron a Cataluña, cómo estuvieron juntos en las dificultades los profesores y estudiosos (como Vicens Vives) de uno y otro lado y el patrimonio cultural y lingüístico de la Franja oriental.

De Azaña a Margarita Xirgú

Para dar opción a que todos los públicos puedan disfrutar de este puente que realiza la muestra se ha recreado una mina de carbón con un vagón original y una potente imagen de aquellos tiempos a un tamaño que los mineros parece que estuvieran allí, frente a frente. También se aprecia un espectacular buzo original del siglo XIX con el que se metían en el Ebro.

Lo popular también tiene su hueco: Martínez Soria que emigró de niño a Cataluña está en imágenes que comparten palacio con otras como la de Azaña y Margarita Xirgú.

Una poderosa fotografía llama especialmente la atención, y tiene sentido, ya que es muy representativa de una realidad dura y desconocida: la emigración aragonesa. Queda perfectamente resumida en una imagen de emigrantes en la Estación de Francia a mediados del siglo XX. Y es que desde finales del XIX fueron junto a los valencianos la población más numerosa que había en Barcelona.

Y para terminar y que la muestra deje su huella aunque ya no tenga espacio donde exhibirse está el documental Al este, realizado por Vicky Calavia, en el que queda marcada, grabada y narrada con el atractivo del cine esos lazos que hubo entre catalanes y aragoneses.

primi sui motori con e-max